Galería

Web renovada del Parque Tayrona

 

 

Anuncios

Viajando a Taganga

Como habrán visto Santa Marta puede ser bastante costosa y ruidosa, una ciudad más en vez de nuestro paraíso caribeño. Pero Don´t worry”, hay otra opción; siempre hay otra opción. Santa Marta tiene una hermana menor más barata y mucho más hermosa. A poco menos de quince minutos se encuentra el pueblo de Tagangaque en los últimos años se ha convertido en una de las tantas capitales hippie-mochilera de Sudamérica.

cabecera cabaña taganga

Alrededor de una pequeña bahía de aguas cristalinas, serenas y atardeceres increíbles, se encuentra un pueblito de pescadores que ve arribar viajeros durante todo el año buscando un lugar relajado. Tiene un malecón dónde durante el día anclan los barquitos pesqueros para vender la producción del día y que por la noche se llena de artesanos y músicos callejeros con el mismo propósito. Taganga es uno de esos lugares que invitan a andar en ojotas todo el tiempo.

A sólo quince minutos de caminata por un sendero de tierra a través de los cerros se llega a Playa Grande, que de “grande” no tiene nada pero que es muy parecida a la playa de Taganga, sólo que sin los barcos es mucho más agradable para nadar.

Creo que dado nuestro presupuesto, gusto y estilo de viaje, Taganga puede ser el lugar ideal para plantar campamento.

taganga bay

¿CÓMO LLEGAR?

A Taganga se llega desde Santa Marta. En la avenida principal, deben tomar una buseta a 1.200 COP (u$s 1,20) que en veinte minutos los dejará en la plaza del pueblo. La buseta es muy pequeña y si cargan mochilas o mucho equipaje, puede ser que no les paren. Por ello, pueden ver la opción de ir en taxi que cuesta entre 3.000 a 4.000 COP (u$s 1,50 a 2) y lleva hasta 4 personas. Si son varios, no vale la pena esperar el bus.

¿DÓNDE DORMIR?

También hay muchos hostales de distinto precio y nivel pero aparecen opciones más económicas que en Santa Marta. El Hostal más recomendado es El Alquimista,poster publi alchemist con mapacon alojamiento en habitaciones privadas y compartidas a precios asequibles y con un ambiente internacional y divertido.

 

¿DÓNDE COMER?

Hay una vasta oferta gastronómica, desde restaurantes con manjares marinos hasta puestos callejeros en el malecón. Aunque es un poco más barato que en Santa Marta, siguen siendo precios “costeros”.

Unas hamburguesas o unas salchipapas cuestan 5.000 COP (u$s 2,50) en cualquier puesto callejero. Tienen arepas con queso a 3.000 COP (u$s 1,50). Y la medida de todas las cosas, una cerveza (Águila, 1 litro) en una licorería nos sale 2.500 COP (u$s 1,30) o una botella pequeña en algún bar 2.000 COP (u$s 1).

Si tienen algún lugar donde cocinar es ideal aprovechar su mayor recurso natural, el pescado. Aproximadamente entre las cinco y siete de la tarde, llegan a la costa muchos botes pesqueros a rematar la pesca del día. Allí podrán conseguir muy baratos, atunes, bonitos, camarones, etc.

En Taganga no hay grandes mercados, sólo algunas tiendas, con lo cual es muy probable que les convenga hacer las compras en Santa Marta, donde pueden encontrar mejores precios y variedad en el supermercado y pagar con tarjeta de crédito.

BAJO NINGUNA CIRSCUNSTANCIA, dejen de probar los jugos naturales, o se la verán conmigo. No se puede creer la cantidad de frutas que tiene esta gente y todas deliciosas! Mango, guineo, maracuyá, guayaba, guanabana, y la lista sigue. Hasta pueden dejar volar su imaginación y hacer mezclas a su gusto. Prueben el LULO, es adictivo, se los recomiendo especialmente.

ALGO MÁS…

En Taganga hay un sólo cajero electrónico con un dudoso funcionamiento. Consejo, saquen dinero en Santa Marta.

fuente: irandando.com.ar
autor: Mariano Bugallo

Parque Nacional Sierra Nevada de Santa Marta

Son pocos los lugares naturales en el planeta que permiten la existencia de playas de arenas blancas y paradisiacas rodeadas de bosques tropicales secos, en las mismas montañas que están coronadas por picos nevados de más de 5.000 metros de altura con imponentes glaciales. Sin embargo esa magia natural, que te puede parecer fantasía o la descripción de un paraíso digno de una aventura literaria, tiene un escenario majestuoso en Colombia que le da lugar a todo el encanto que la naturaleza puede ofrecer en la que es la montaña litoral más alta del planeta: la Sierra Nevada de Santa Marta, complejo montañoso que es además Parque Nacional Natural colombiano y que es considerada como uno de los ecosistemas más importantes del planeta.

bCuna de culturas, de fauna y flora y de magia

Las montañas que conforman la Sierra Nevada de Santa Marta han tenido y tienen una importancia vital para Colombia y el planeta, son el lugar de origen de la civilización Tayrona, una de las las culturas indígenas precolombinas más grandes y singulares del norte de Suramérica. Hoy en día sobreviven cuatro etnias indígenas descendientes de la gran familia Tayrona, Kogui, Arhuaco, Kankuamo y Wiwa, comunidades que se encuentran dispersas por todo el territorio que abarca la Sierra Nevada, en el que se encuentran sitios sagrados para éstas comunidades indígenas, importantes sitios arqueológicos de los Tayrona como lo es el Parque Arqueológico Teyuna conocido tradicionalmente como “Ciudad Perdida” y pueblos fundamentales como Nabusimake, capital social y espiritual de los Arhuacos. Sigue leyendo

QUE HACER EN SANTA MARTA: Visita a Minca

Minca es un pequeño poblado de quinientos habitantes, enclavado en las estribaciones de la Sierra Nevada y perdido entre la frondosa vegetación. Hasta allí se llega por una serpenteante carretera de 14 kilómetros que parte de Santa Marta y se recorre en 25 minutos, en carro.

En 1980 la Sierra Nevada de Santa Marta, en reconocimiento al enorme valor que encierra como ecosistema natural, es declarada por la UNESCO “Reserva del Hombre y de la Biosfera”. Por sus características la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza la declaró ecosistema prioritario en Suramérica para su conservación.

Plaza central de MincaIglesia del Perpetuo Socorro de Minca
El macizo montañoso de la Sierra Nevada, cubre una superficie de 17.000 kilómetros cuadrados y sus nevados, cuyos picos alcanzan alturas de 5.775 metros, es la montaña tropical más alta del mundo. Tiene un espectro casi completo de condiciones ambientales, de nichos ecológicos, no solo de Colombia sino del mundo tropical.

Se encuentran el bosque húmedo tropical con árboles de alturas elevadas – hasta de 40 m – y de diversas especies. Abundan las lianas, palmas, helechos e.o.
La fauna todavía es mayor con osos, venados y especies menores como armadillos, erizos, ocelotes y micos. Miles de pájaros, insectos, e mariposas, hacen conciertos de cantos, zumbidos y chirridos.

Minca tiene historia y es un paraíso ecológico con el río Minca de aguas cristalinas y su inmensa vegetación verde que guarda debajo de la tierra la riqueza arqueológica de sus antepasados.

Este maravilloso escenario sirvió en el pasado como hábitat de la cultura Tayrona y hoy en día se encuentran en las tierras altas los indígenas pertenecientes a los pueblos Kággaba (Kogi), Ijka (Arhuaco), Wiwa (Arzarios) y Kankuamo

Minca tiene multiples sitios de hospedaje, es el rincon de pintores, escultores y artesanos.

fuente: www.colombiaexotic.com